Limpieza del hogar con bicarbonato

Limpieza del hogar con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio lleva utilizándose más de 150 años para la limpieza del hogar. 

Hoy en día estamos acostumbrados a utilizar un producto para cada mueble o zona del hogar, y os puedo asegurar, que con el bicarbonato de sodio y algunos otros elementos, como el vinagre, ácido cítrico, aceites esenciales o las nueces de lavado, no necesitarás nada más. 

Si quieres utilizar un único producto para todas las estancias de tu hogar, más abajo te desvelamos todo lo que podemos hacer con él.

  1. Limpieza de alfombras y colchones: 2 cucharadas de bicarbonato (20 g) y ½ taza de vinagre blanco (125 ml). Espolvorea el bicarbonato sobre la mancha y frótalo con un cepillo. Rocía un poco de vinagre blanco y espera 5 minutos para que penetre sobre los tejidos y remueva los residuos que originan mancha. Retira con el aspirador los residuos y déjalo secar.
  2. Limpieza del fregadero: cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g) y ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml). Espolvorea el bicarbonato sobre el fregadero y déjalo actuar 5 minutos. Frota con un cepillo y rocía con el vinagre blanco. Espera otros 10 minutos y lava el fregadero. Te quedará limpio y brillante.
  3. Blanquear prendas amarillentas: 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g) y ½ taza de vinagre blanco (125 ml). Frota el lugar de la mancha con bicarbonato y luego déjala en remojo en un recipiente con el vinagre durante media hora. Después, enjuaga como de costumbre.
  4. Azulejos sin moho: crea una pasta mezclando bicarbonato y agua. Aplícala sobre los azulejos y deja que actúe durante unos minutos. Retira con una esponja o trapo húmedo y deja secar.
  5. Vitrocerámica o placa de inducción: unas cucharadas de bicarbonato y vinagre blanco para crear una pasta. Aplícala sobre la placa de vitrocerámica y deja actuar unos minutos. Retira con un trapo de papel. Si aún hay manchas de comida y grasa, con sumo cuidado pasa una rasqueta. Y vuelve a pasar el trapo.
  6. Evitar el mal olor de los cubos de basura: Para que tu basura no desprenda malos olores (sobre todo en verano a causa del calor), espolvorea bicarbonato en el fondo del cubo. También puedes tirar un par de cucharadas en la bolsa de la basura. 
  7. Limpieza de paredes: 1/4 de taza de bicarbonato, 1/2 taza de vinagre por 4 litros de agua. Con un trapo limpia la pared de arriba a abajo. Si quieres quitar una rayón de lápiz, haz una pasta con agua y bicarbonato, frota la mezcla sobre la mancha con un trapo limpio hasta que se elimine.
  8. Limpieza del WC y lavabos: Una vez a la semana espolvorea una taza de bicarbonato y déjalo reposar unos 30 minutos. Echa un poco de vinagre y friega la zona con la escobilla o con una estropajo.
  9. Limpieza de muebles: Pon un poco de bicarbonato en una esponja húmeda y frota ligeramente. Limpia y seca la zona con un trapo limpio.

Utiliza siempre guantes para evitar un contacto directo con el bicarbonato. Y más si lo mezclas con otros productos. 

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en pinterest
Pinterest