Menstruación sostenible

Menstruación Sostenible. ¿Es posible?

Efectivamente, es posible que nuestra menstruación sea más sostenible con estas alternativas que os presentamos.

La primera son las bragas menstruales. Palabrita que son una maravilla. Mantienen la zona limpia, seca y sin olor, gracias a que su primera capa de algodón lleva el flujo hacia la capa absorbente y así se seca rápidamente. 

Os damos algunas razones para que empecéis a usarlas:

  1. Por salud. Su tejido de algodón suave no contienen nanopartículas de plata, como algunas compresas y tampones.
  2. Comodidad. Como no se mueven, te olvidas de que las estás usando.
  3. Ecológicas. Como son reutilizables y tienen la misma vida útil que la ropa interior convencional, de 3 a 5 años, usarlas contribuye a reducir los residuos que generan compresas y tampones de un solo uso.
  4. Económicas. Una mujer tiene alrededor de 480 reglas a lo largo de su vida, un tiempo en que gasta más de 8.000 euros en productos de higiene femenina. Usando la braga menstrual (cuatro unidades cada cinco años) ese coste se reduce en un 70%.

Otra de nuestras opciones son las compresas reutilizables. Este formato lo recomendamos para reglas muy suaves o poco abundantes, ya que tienes que cambiártelas con la misma asiduidad que las no reutilizables. Sin embargo, para los últimos días de regla, que el manchado es prácticamente inexistente son perfectas. 

Duran hasta 3 años y son hipoalergénicas. No alteran el PH vaginal ni irritan la piel. 

¿Te atreves a probarlas? Te prometo que es muy cómoda y la limpieza es muy sencilla. Sólo es necesario tener unas 4 o 5 unidades para cada menstruación. Ayudas a reducir residuos. Se estima que una compresa tarda unos 300 años en descomponerse.

¡Forma parte de la solución!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest