Bálsamo regenerador pieles sensibles y atópicas

8,90 IVA incluido

Bálsamo regenerador cutáneo indicado para curar, calmar y cicatrizar quemaduras, rozaduras, heridas y cualquier agresión producida en la piel.

Agotado

Bálsamo regenerador cutáneo indicado para curar, calmar y cicatrizar quemaduras, rozaduras, heridas y cualquier agresión producida en la piel.

Capacidad: 40ml.

Indicaciones:
Especialmente formulada para el tratamiento de pieles sensibles y atópicas con tendencia a padecer dermatitis o irritación. Gracias a su composición alivia cualquier irritación de la piel incluso la de los bebés y niños.

 

Ingredientes:
Oleato de hipérico*, hidrolato de lavanda*, agua, cera virgen de abejas*, oleato de caléndula*, manteca de cacao*, extracto de centella asiática*, oleato de tepezcohuite, a.e. lavanda*

*Procedente de agricultura ecológica.

 

INCI:
Olea europaea fruit oil, Hypericum perforatum flower/leaf/steam extract, Lavandula angustifolia water, Aqua, Cera alba, Calendula officinalis flower extract, Theobroma cacao seed butter, Centella asiatica extract, Mimosa tenuiflora bark extract, Lavandula angustifolia herb oil, Linalool**.

**Procedente de aceites esenciales.

 

Uso:
Aplicar sobre la zona afectada, al ritmo de absorción de la piel, tantas veces como sea necesario.

 

Propiedades:
Aceite vegetal de caléndula:
Posee propiedades calmantes, cicatrizantes, antibacterianas y antiinflamatorias (rica en flavonoides y triterpenos). Está especialmente indicado para calmar pieles sensibles o irritadas regenerándolas y dejando un precioso brillo en la piel.

Aceite vegetal de hipérico:
Propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes que regeneran la epidermis.

Aceite esencial de lavanda:
Uno de los aceites más valorados en aromaterapia y cosmética por sus múltiples propiedades, es calmante, sedante, antiinflamatorio, analgésico, relajante muscular y cicatrizante.

Tepezcohuite:
La corteza de este árbol ha sido usada por los mayas desde la antigüedad para tratar afecciones cutáneas como quemaduras y heridas, contiene saponina, alcaloides, flavonoides y taninos para tratar heridas, infecciones cutáneas y cicatrices. Es un potente antiinflamatorio y antioxidante.

Centella asiática:
Rica en saponinas triterpénicas, alcaloides (hidrocotilina), taninos, fitosteroles, vitamina K y sales minerales (magnesio, calcio y sodio). Favorece la cicatrización, revierte la sequedad y mejora la nutrición, el aspecto y la consistencia de la piel.

 

Producto certificado por el CAAE, Certificación Especializada en Producción Ecológica. Más info

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.